Pizza Margarita

Tiempo de preparación: 15 Minutos
Tiempo de cocción:
Tiempo total: 35 Minutos
Servings: 4
Esta característica no esta disponible con tus ajustes de cookies actuales.

Puedes actualizar tus ajustes de privacidad para habilitar este contenido. Para usar esta característica, por favor actualiza tus ajustes de cookies.

La mozzarella y la albahaca, aceite de oliva y tomates deletrean pizza “Margarita”, con sabores italianos premiados. ¡Mmm!


Lista de ingredientes

  • Pequeña marca de verificación dentro de un icono de circulo 1 bolsa (185 gr / 6.5oz.) harina para pizza de Betty Crocker®
  • Pequeña marca de verificación dentro de un icono de circulo 113 gr / 4 oz. de queso mozzarella fresco bien drenado
  • Pequeña marca de verificación dentro de un icono de circulo 1 lata (411 gr / 14.5oz.) de tomates rostizados picados y drenados
  • Pequeña marca de verificación dentro de un icono de circulo ¼ cucharadita de sal
  • Pequeña marca de verificación dentro de un icono de circulo Pimienta fresca molida al gusto
  • Pequeña marca de verificación dentro de un icono de circulo ¼ taza de hojas de albahaca en tiritas
  • Pequeña marca de verificación dentro de un icono de circulo 1 cucharada de hojas de orégano picadas
  • Pequeña marca de verificación dentro de un icono de circulo 1 cucharada de aceite de oliva extra virgen

Preparación

  1. Calienta el horno a 218°C / 425° F. Engrasa una charola de horno o un molde de pizza. Elabora la base de la pizza como se indica en la bolsa. Presiona la masa a formar un círculo de 30 cm. de diámetro, usando los dedos enharinados. Presiona la masa del centro a la orilla, de manera que la orilla quede ligeramente más gruesa que el centro.
  2. Corta el queso mozzarella en rebanadas de medio centímetro. Coloca el queso sobre la pasta, dejando libre ½ cm. de la orilla. Acomoda los tomates sobre el queso. Rocíalo con sal, pimienta, las 2 cucharadas de albahaca y de orégano. Rocíalo con aceite de oliva extra virgen.
  3. Hornea la pizza de 15 a 20 minutos o hasta que la masa esté dorada y el queso derretido. Rocíala con las dos cucharadas restantes de albahaca.