Increíble Pastel Arcoíris

Si pensaste que era imposible crear un lindo postre que encante a tus pequeños, te tenemos excelentes noticias: este pastel arcoíris está al alcance de tus manos.
  • Tiempo total 25 Minutos
  • Tiempo de preparación 10 Minutos
  • Porciones 24

Ingredientes

  • 2 cajas de pastel de vainilla francesa Betty Crocker™ SuperMoist®
  • 2 tazas de agua
  • 1 taza de aceite vegetal
  • 6 huevos
  • colorantes vegetales azul, verde, amarillo y rojo.
  • 2 botes de betún de vainilla Betty Crocker™ Rich & Creamy

Modo de preparación

  1. Calienta tu horno a 175 °C. Engrasa con aceite de cocina en aerosol 3 moldes redondos de 22 cm cada uno.
  2. En un recipiente grande bate la harina para pastel, agua, aceite y huevos con una batidora eléctrica a velocidad baja durante 30 segundos, después, a velocidad media durante 2 minutos más. Raspa ocasionalmente las paredes del molde. Divide la mezcla de manera equitativa en seis recipientes distintos (1 1/3 tazas aproximadamente por cada recipiente).
  3. Utilizando los colorantes, pinta uno de los recipientes de color azul, otro de color rojo, otro de color verde, otro de color amarillo, otro de color naranja (utilizando el rojo y el amarillo) y uno de color morado (utilizando el azul y el rojo).
  4. Refrigera tres colores hasta que estén listos para utilizarse. Vierte el resto de los colores en los diferentes moldes que engrasaste al principio.
  5. Hornea de 18 a 20 minutos o hasta que el pastel rebote cuando los toques en el centro Y comienza desprenderse de los lados. Deja enfriar 10 minutos. Pasa a rejillas y deja enfriar por completo.
  6. Limpia los moldes y repite la operación con los tres colores restantes.
  7. De ser necesario, empareja la parte superior de los pasteles cortando lo que sobresalga.  En un plato de servicio colocar la capa morada y cubre la parte superior con un poco de betún sin llegar hasta los bordes. Repita esta operación con el resto de las capas. A continuación cubre con una capa muy delgada de betún la parte superior y lados del pastel, para sellar las moronas y, para terminar, cubre el pastel con el resto del betún.